La seguridad en todo movimiento financiero es la clave para hallar el camino al éxito, y en inversiones inmobiliarias se traduce en la denominada certeza o seguridad jurídica. Si llegaste hasta acá, seguramente te preguntas qué y cómo puedes asegurarte de que tu próxima inversión cuente con ella.

Certeza jurídica es toda la evidencia que se pone por escrito para demostrar que un bien es propiedad legal de un individuo. 

Ahora bien, ¿cómo me aseguro de que un inmueble cuenta con certeza jurídica?

1. Documentos que pongan en evidencia el propietario del inmueble.

Estas evidencias están compuestas por papeles, actas y documentos realizadas a partir de la adquisición legal del inmueble, ya sea por compra, venta o cambio de propietario. Hay estados, como Yucatán, donde es necesario realizar el trámite ante un notario para que dé fe a los documentos. 

En el caso específico del mercado inmobiliario, la certeza jurídica se traduce en contar con las escrituras del inmueble y, durante el proceso de compra, contar con recibos de apartado y haber firmado una promesa de compraventa.

2. Verifica las firmas y la información en los documentos. 

Es importante que te cerciores de que los documentos anteriores no sólo existen, sino cuentan con los datos que te proporcionaron, esto es información y firmas de todos los posibles propietarios. 

3. Verifica la cédula o el croquis catastral.

La cédula catastral es el “identificador oficial y obligatorio de los bienes inmuebles”. Representa una de las mejores formas para conocer la descripción física, situación jurídica y el valor del inmueble de tu interés. En estos documentos podrás ver, por ejemplo, si legalmente cuenta con los metros que se te informó y en qué disposición. 

Además, esta información sirve para proceder a la escrituración de cualquier propiedad.

4. Existencia de documentos que comprueben los pagos.

¿Los pagos que realices quedan por escrito en un contrato o recibo? Sea el enganche o mensualidad, es importante considerar que la certeza jurídica va más allá de la información referente al inmueble. Al no contar con un comprobante de pago, corres el riesgo de ser defraudado. Siempre pregunta por documentos que puedan brindarte un respaldo en esta situación. 

5. Acude con un asesor inmobiliario.

Como podrás notar, asegurarse de que un inmueble cuenta con certeza jurídica requiere de mucha investigación y análisis de documentos. Por eso, contar con un asesor inmobiliario, quien es experto en el área, será la mejor opción. Ellos tienen una larga preparación, conocen los términos y documentos esenciales para que un inmueble represente una inversión segura para ti. 

 

Ahora que ya conoces los elementos principales podrás determinar si una inversión cuenta con certeza jurídica, acreditando al vendedor como propietario legítimo y asegurando tu estabilidad financiera. 

A lo largo de nuestros más de 17 años de experiencia en el ramo inmobiliario, en Grupo DESUR nos hemos distinguido por asegurar la certeza legal y transparencia a todos nuestros inversionistas. Acércate a nosotros, velamos por tu seguridad.