Lo has escuchado en cientos de sitios, es una realidad en boca de los inversionistas: la inversión inmobiliaria es más rentable y segura que una en el mercado bursátil. Además, desde 2018 presentan un crecimiento progresivo y estable, cerrando con un 2% de aumento en el PIB nacional (INEGI). ¿Y el futuro? Se prevé que la cifra incremente dependiendo de otros factores económicos como las inversiones extranjeras, la tasa de desempleo y la productividad laboral. Ahora, ¿cuáles son las principales ventajas de las inversiones inmobiliarias?¿A qué se debe esta predilección?

Hay que entender, en primera instancia, que las inversiones gozan de un carácter 100%  tangible, esto hace que tenga su valor tenga un piso que depende de sus características físicas y las de su entorno, que aumentará con el paso de los años según la plusvalía de la zona. Con esto en mente, podemos proceder a hablar de las principales ventajas de las inversiones inmobiliarias en México. 

Seguridad y flexibilidad para el futuro.

Tu inversión inmobiliaria difícilmente se irá a alguna parte. En caso de una emergencia económica o personal, siempre podrás recurrir a ella para adquirir un ingreso adicional o proteger a tu familia, ya que es un lugar que te pertenece y no existirá preocupación alguna por pagos de renta. 

Para los empresarios representa una garantía para sus negocios, una forma para construir y hacer crecer una empresa en un ambiente libre de pagos adicionales por renta o, como ya se mencionó, convertir los inmuebles en una fuente de ingresos mensuales, ya sea por alquilarlos para casa habitación o actividades comerciales o industriales. Finalmente, una propiedad ha llegado a ser considerada una garantía financiera con posibilidad de ser aprovechada si uno desea jubilarse. 

inversión inmobiliaria

inversión inmobiliaria

Un retorno de inversión que va en aumento.

El retorno de la inversión es calculable según las condiciones en que se compra el espacio inmobiliario, la plusvalía y el flujo de dinero que se podrá obtendrá a futuro. En zonas con mayor plusvalía, este flujo de dinero irá en aumento conforme pase el tiempo, aunque también puede haber un incremento al realizar renovaciones y cuando se da un crecimiento y desarrollo económico en la zona, es decir, la infraestructura y urbanización mejora. Todo depende del valor de la propiedad, su precio inicial y el adquirido a largo plazo.

Es importante tomar en cuenta que una de las ventajas de las inversiones inmobiliarias, a comparación de los mercados bursátiles, es que el retorno de la inversión rara vez disminuirá. Por su calidad de bien tangible, y los motivos que señalamos con anterioridad, los bienes inmuebles presentan mayor estabilidad y nunca se verá en números negativos. 

Capacidad de seleccionar entre una gran variedad de opciones.

La inversión inmobiliaria se suele relacionar con la adquisición de una casa, sin embargo, existen más opciones que se ajustan a los requisitos y objetivos de cada inversionista. Esto permite que diversifiques tu cartera y tengas una fuente variada de ingresos en los rubros que te interesan: comercial, industrial o habitacional. 

Puedes elegir desde casas con una o más plantas, departamentos tradicionales, departamentos en complejos, casas en desarrollos residenciales; hasta terrenos industriales, comerciales y residenciales o locales comerciales, con fines industriales, entre otros. Y como cada inmueble cuenta con sus propias condiciones de inversión, puedes optar por aquel que se ajuste a tus necesidades en cuestión de pagos.

En caso de inversiones con financiamiento, es posible encontrar plazos entre 15 y 30 años, lo que ayuda a seleccionar aquel de mayor beneficio para el inversionista.

Baja afectación del cambio en el valor de las divisas. 

inversión inmobiliaria 2

Generalmente, las inversiones inmobiliarias poseen una baja afectación por las variaciones en el tipo de cambio o los cambios financieros a nivel internacional, como sí sucede en los mercados bursátiles. Esto ocurre en gran medida porque el valor de  las acciones en dichos mercados responden a la oferta y la demanda, al igual que a la estabilidad de la propia empresa.

Por el contrario, los bienes inmobiliarios dependen de la plusvalía de la zona, las características del inmueble y el crecimiento del entorno. Además de factores independientes, como la seguridad de la ciudad y su calidad de vida. 

¿Te gustaría conocer más acerca de las inversiones inmobiliarias a distancia? Visita el artículo ideal para recibir más información sobre el tema, clic aquí.