No es de extrañarse que Mérida se haya vuelto uno de los mejores destinos para vivir y que cada vez más personas de distintas procedencias elijan esta ciudad. Más allá de su atractivo turístico, su seguridad y calidad de vida, esta ciudad ofrece una gran oportunidad para invertir.

La rama de la inmobiliaria ha tenido un sorprendente crecimiento, especialmente en el norte de la ciudad, donde podemos encontrar diversos proyectos residenciales que ofrecen cercanía con servicios, plazas comerciales, restaurantes, y su fácil salida hacia la playa más cercana.

Entre los proyectos más innovadores, un nuevo formato de vivienda se ha abierto camino, se trata de las Townhouses. En las siguientes líneas te explicaremos un poco acerca de este modelo de propiedad y cuáles son sus ventajas.

¿Qué son y por qué invertir en este modelo?

Se trata de un grupo de viviendas en zonas residenciales. Son casas de dos o tres niveles, construidas verticalmente para aprovechar los espacios, brindar mayor comodidad y seguridad a los residentes. Es por eso que podemos encontrar cada vez más proyectos de residenciales townhouses donde tanto familias como parejas jóvenes se deciden a invertir en este nuevo formato de vivienda.

Por qué son tu mejor opción

Los townhouses engloban lo mejor de los dos mundos, la seguridad de los departamentos y el diseño de una casa, independencia y conexión. Hablábamos anteriormente de que, para aprovechar los espacios, se construye verticalmente. Las casas cuentan con un jardín interior, estacionamiento privado y un gran número de áreas verdes.  Algunos townhouses inclusive pueden incluir entre sus espacios: caseta de seguridad, piscinas, áreas para niños y salones de fiesta. Al seguir un modelo de condominio, los gastos y las responsabilidades de mantenimiento se comparten entre los residentes.

Otra de las razones para invertir en este modelo, es que a diferencia de un departamento en el que solo eres dueño de un espacio en el piso correspondiente, al adquirir un townhouse te vuelves propietario tanto del terreno como de la construcción.

Estas viviendas están hechas para aprovechar al máximo los espacios, con diseños modernos y funcionales. En el primer y tercer piso suelen estar las habitaciones mientras que en el segundo encontramos las áreas compartidas como la sala y la cocina. Al ser casas no tan grandes, los costos de mantenimiento se vuelven muy atractivos.

Este modelo está dirigido a sectores medios que buscan una inversión confiable, mayor contacto con su entorno natural, más metros cuadrados y una mejor relación precio calidad.

El concepto de los townhouses tiene su origen en Europa y Estados Unidos hace aproximadamente cien años, actualizándose este siglo en Latinoamérica. Su diseño arquitectónico es moderno e innovador. Busca seguir una estética de colores claros, líneas sobrias y funcionalidad.

En Mérida, podemos encontrar también, dentro de las construcciones de este tipo, el plus del entorno natural, un factor que caracteriza el general de estos complejos. Ubicados en el norte de la ciudad y construidos con una cuidadosa planeación, los townhouses procuran que las áreas verdes sean indispensables, y que la estética común de las viviendas se mantenga. La tranquilidad característica de la ciudad se hace aquí presente, y al mismo tiempo, aumenta tu calidad de vida.

Actualmente, este modelo de desarrollo es uno de los más amigables con el medio ambiente dado a la extensión menor de terreno. Esto podemos observarlo en otras ciudades donde las temperaturas elevadas son la constante, inclusive en el invierno. La insistencia en la importancia de las áreas verdes cobra sentido, dado que la vegetación mantiene la temperatura fresca y agradable.

En Grupo Desur contamos con townhouses de alta plusvalía y diseño. Están pensadas para cubrir todas las necesidades de las familias o personas que buscan retorno de inversión y bienestar.