Al momento de pensar en qué invertir nuestro dinero, es importante tener la certeza de estar eligiendo la opción más inteligente, que nos asegure no sólo el retorno de la inversión, sino una plusvalía a mediano o largo plazo.

A pesar de que existen múltiples opciones para hacer crecer tu dinero, el mercado inmobiliario mexicano ofrece grandes ventajas para inversionistas que saben aprovechar las oportunidades cuando llegan a su puerta. De hecho, el Caribe Mexicano está viviendo una fuerte reactivación inmobiliaria, gracias a su liderazgo turístico y su diversificación económica en actividades primarias y secundarias, especialmente en zonas que se encuentran en crecimiento como Playa del Carmen. Sigue leyendo y descubre por qué empezarás a ver a este punto en el mapa como algo más que sol, playa y arena.

¿Por qué elegir una inversión inmobiliaria?

Pero antes de hablar de Playa del Carmen, hablemos de por qué los bienes inmobiliarios son una de las opciones más seguras para hacer crecer tu dinero. Una inversión inmobiliaria es un instrumento de bajo riesgo, es decir, cuyo rendimiento es constante, planificado y sin grandes alteraciones financieras. Son, de hecho, ideales para primeros inversionistas. Otros instrumentos como la bolsa de valores, acciones en una empresa o el ahorro en múltiples divisas son de alto riesgo, ya que están sujetos a cambios imprevistos y no controlables, que en un abrir y cerrar de ojos pueden hacer desvanecer todo tu patrimonio.

Otra de las ventajas de elegir una inversión inmobiliaria frente a otros instrumentos, es que que no se deprecian con el paso del tiempo a diferencia de otros activos como los autos, tecnología o desarrollo de software, cuyo tiempo de vida en cuanto a rendimiento de inversión es muy corto. Además, elegir una ciudad en crecimiento justo antes de que ésta se convierta en una gran metrópoli, te asegura cosechar un alto rendimiento en un tiempo relativamente corto. Precisamente esto es lo que ha puesto a Playa del Carmen en la mira de inversionistas internacionales, que ven en esta ciudad el lugar perfecto para invertir en los próximos años.

Una variedad de opciones para invertir

De acuerdo a Financial Times, el mercado inmobiliario en México se encuentra dentro de los 10 mercados con mayor crecimiento en el mundo. Playa del Carmen es la ciudad con mayor crecimiento en cuanto a número de habitantes en el sureste mexicano, con un aumento del  22.29% en 5 años. Se calcula que en 2023 habrá cerca de 308 mil 287 habitantes, lo que representa 56 mil 200 más que los calculados en 2018. Así que este es el momento perfecto para invertir en esta zona de crecimiento.

Algunas de las ofertas inmobiliarias que encontrarás son:

 Casas Vacacionales: Son el tipo de patrimonio más común en esta zona, ya que te permite disfrutar de una casa vacacional frente al mar durante una temporada y rentarla el resto del año. Muchas personas eligen esta opción para disfrutar de todas las bondades de este paraíso caribeño y sacar un alto rendimiento el resto del año.

Residencias: Debido a la accesibilidad en precios para el mercado internacional, las residencias de lujo, principalmente en playas privadas alejadas del centro de la ciudad, son una opción altamente atractiva para los inversionistas que buscan exclusividad.

 Departamentos, lofts y estudios: Usualmente este tipo de inmueble se localiza en zonas cercanas al centro de la ciudad y en el corazón de la famosa Quinta Avenida. Espacios con una o dos recamaras se vuelven rentables para viajeros jóvenes o personas que están de paso en la ciudad por negocios.

 Condo-Hoteles: Una de las nuevas formas de sacarle el mayor provecho a una inversión inmobiliaria es este tipo de oferta, ya que te haces acreedor de una habitación, bungaló o condominio, pero la gestión y mantenimiento está a cargo de una cadena hotelera o desarrollador. Tiene lo mejor de ambos formatos: eres dueño de un inmueble, con todo el servicio y comodidad de un hotel.

Preguntas para elegir la inversión más adecuada

Si estás considerando invertir en Playa del Carmen, pero no sabes por dónde empezar, estas preguntas te pueden ser de utilidad para determinar qué tipo de inmueble es el más adecuado para ti:

  • ¿Estás pensando en comprar la propiedad para habitar en ella?
  • Si es así, ¿qué tipo de propiedad es la que se adapta mejor a tu estilo de vida?
  • Si no, ¿Deseas usar la propiedad en ciertas temporadas o su objetivo es 100% la renta vacacional?
  • ¿Tienes el tiempo y facilidades para gestionar la renta, mantenimiento y suministros como luz, agua y gas?
  • ¿En cuánto tiempo deseas ver un Retorno de Inversión?
  • ¿Piensas vender la propiedad a futuro?
  • ¿Planeas esta inversión como parte de una diversificación de tu portafolio financiero?
  • ¿Ésta es una alternativa para aumentar tu patrimonio familiar?

Finalmente, siempre puedes acercarte a un asesor inmobiliario para solicitar más información, aclarar tus dudas y elegir la mejor opción para ver crecer a tu dinero, mientras disfrutas de un atardecer a la orilla del mar.